VOLVER AL BLOG

Cultura Cervecera

Del «Póngame una caña» al «¿Qué cervezas tenéis?»

En muchas ocasiones los que vivimos y trabajamos dentro del sector de la cerveza en España debatimos sobre los cambios que han sucedido en este mundo durante los últimos años y, aunque todos reconocemos que han sido muchos y significativos, no siempre coincidimos en valorar dos apartados: la importancia de los distintos factores que los han provocado y la velocidad de dichos cambios.

La irrupción de los cerveceros artesanos y su multiplicación por toda nuestra geografía, la mejora en el nivel de calidad de sus productos, el creciente número de cerveceros caseros y por último la ampliación de la oferta en estilos de las grandes marcas son sin duda los principales motores del cambio pero ¿y el consumidor? ¿Está jugando un papel protagonista en este cambio?

Quizá hasta no hace mucho tiempo la respuesta sería negativa, al menos en términos cuantitativos. Es cierto que desde hace tiempo hay un nicho de apasionados que exploran nuevos sabores en locales muy específicos pero los estudios de mercado dicen que se trata de un grupo aún minoritario. Sin embargo, cada vez es más frecuente escuchar en cualquier bar o restaurante la pregunta mágica que antes muy pocos nos atrevíamos a hacer: “¿Qué cervezas tenéis?”

Y no hablamos de locales especializados del sector craft, donde casi siempre encontramos una pizarra con diferentes variedades en grifos rotatorios y alguna que otra vitrina con un amplio surtido de referencias. Hablamos de cualquier bar o restaurante, de esos que te pueden ofrecer un cierto abanico de vinos de diferentes uvas, regiones y perfiles sensoriales pero donde todavía en su gran mayoría no cuentan con un surtido equivalente de cervezas.

Estamos seguros de que la magia de esta pregunta repetida una y otra vez por los consumidores empujará a los hosteleros a ampliar su carta cervecera con mucha más fuerza de convicción que cualquier comercial o distribuidor. Porque no nos engañemos: la misión última de un negocio de hostelería no es dar satisfacción a unos cuantos amantes de la cerveza sino cuadrar a final de mes sus ingresos y gastos.

Los locales especializados siempre van a estar ahí para satisfacer a los más paladares más inquietos, los de aquellos que quieren seguir explorando estilos, novedades, disfrutar de algún clásico o conocer la última colaboración de una cervecera murciana con una escandinava. Pero poder elegir en casi cualquier local entre al menos unos cuantos estilos de cerveza es algo que parece estar cada día un poco más cerca. 

Todo dependerá de que cada día más consumidores entremos a cualquier local y sigamos preguntando: ¿Qué cervezas tenéis? porque al final, aunque todos los implicados en el sector -fabricantes, distribuidores, blogueros, divulgadores…- arrimemos el hombro para hacer el cambio, son los consumidores los que mandan con sus decisiones de compra.

We Got The Power!

 

También te podría interesar...