0 resultado

Cata a ciegas de cerveza

Prueba tu bebida favorita con los ojos vendados, sin ningún dato sobre su color, sobre su transparencia o sobre su espuma. ¡En eso consiste nuestra cata a ciegas de cerveza! Quizás parezca una práctica sencilla, pero requiere del trabajo de todos los sentidos. Y lo mejor de todo es que es una experiencia de lo más divertida. Se trata de la manera más interesante de apreciar y conocer la cerveza. Aprende a usar tus habilidades sensoriales para averiguar cuál es el tipo de bebida que estás degustando, ¡te sorprenderás de lo mucho que puedes adivinar sin pistas visuales!

Catar una cerveza sin usar la vista es todo un reto, una auténtica técnica. No obstante, también es un arte, una labor más que disfrutable. Por lo que es una experiencia que se recomienda, al menos, hacer una vez en la vida. La cata ciega resulta muy útil como entrenamiento de los sentidos. El catador, al desconocer qué está bebiendo exactamente, debe recorrer mentalmente todo el abanico de registros posibles en una cerveza con cada sorbo, para tratar de encajarla en su estilo. De ahí que el esfuerzo de este tipo de catas sea mayor, pero también acaba siendo más satisfactorio. ¿Te atreves a intentarlo?

Si te gusta el misterio, si te gusta ponerte a prueba y, sobre todo, si te gusta la cerveza, esta clase de cata está pensada para ti. Descubre de lo que eres capaz sin hacer uso de los ojos y disfruta de la mejor bebida del mundo.