Receta básica IPA – 5 litros
Cabecera Receta IPA 5_Oct 1600x900

Hoy vamos a hacer cerveza casera. Una receta especialmente sencilla para los que por primera vez comenzáis en el mundo de la elaboración de cerveza. Esta receta os puede servir como primer paso para saber si os gusta (ojo que engancha) y que a partir de aquí ya os adentréis más a fondo con equipos más sofisticados y elaboraciones más complejas.

Antes de empezar es muy importante tener claro los elementos que necesitaremos para que esté todo preparado y evitar sorpresas que nos harían tener que ir corriendo a la tienda. Váis a necesitar:

  • 2 ollas de 5 l
  • Cazo
  • Colador
  • Termómetro
  • Embudo
  • Espumadera
  • Pulverizador o Cubeta grande (para el desinfectante)
  • Damajuana o cubo fermentador
  • Air lock
  • Botellas para embotellar (con sus chapas o cierre hermético)
  • Sifoneador o Tubo de plástico con válvula para rellenar botellas
  • Hielo o botellas de agua helada para cuando haya que enfriar el mosto

Para elaborar unos 5 l necesitaremos:

  • 500 g de malta molida (1.300 g malta pale, 200 g malta munich)
  • Lúpulos: 40 g (20 citra + 20 amarillo) en pellets
  • 8 litros de agua mineral embotellada
  • Levadura Safale S-04 (4-5 g).
  • Dextrosa (20 g)

Macerado

Calentamos 5 l de agua mineral a unos 70-77º, una vez alcanzada la temperatura añadimos las maltas, quitamos del fuego, tapamos y procuramos que se mantenga la temperatura a unos 65-68º durante 60 minutos. Si fuese necesario volver a calentar y remover cada 15 min.

Dejar preparado un cazo con agua (1l aprox.) a 77º aprox. para añadir en el siguiente paso.

Lavado

Traspasamos el mosto con el colador a la otra olla e intentamos sacar todo el jugo a las maltas. Añadir el agua del cazo (que ya teníamos preparado) sobre las maltas del colador, hasta completar los 5 l.

Cocción

Calentar el mosto y dejar hervir durante 60 minutos sin tapar la olla.

Al minuto 2 de empezar el hervor añadir 10 g de lúpulo (5g citra + 5g amarillo).

Al minuto 55 de empezar el hervor añadir 10 g de lúpulo (5g citra + 5g amarillo).

Whirpool

Terminados los 60’ de cocción dejar enfriar el mosto a 85º y añadir el resto del lúpulo a la vez que removemos con la espumadera o pala esterilizada (procurando no oxigenar el mosto) durante unos 15-20 min, para hacer así el whirpool y crear un remolino que depositará en el centro de la olla los restos del lúpulo y del mosto.

Esterilizado

A partir de este paso todo lo que toque el mosto ha de estar esterilizado, con star-san o productos similares, disuelto en una cubeta y también en un pulverizador, para poder aplicar al resto de elementos que estarán en contacto con la cerveza, airlock, el fermentador e incluso la tijera que corte el sobre de levadura.

Enfriado

Colocar la olla de cocción en el fregadero (o similar) con agua y hielo para lograr enfriarlo, hasta que alcance una temperatura de unos 18-20º y traspasar el mosto al fermentador.

Fermentación

Una vez enfriado a la temperatura indicada añadiremos la levadura (abrir el sobre con la tijera esterilizada), taparemos el fermentador y le colocaremos el Airlock al que le pondremos un poco de agua. Mantendremos el fermentador en un sitio protegido de la luz y con una temperatura de unos 18-20 ºC durante una semana.

Embotellado

Antes de embotellar recordad esterilizar todas las botellas y todo lo que toque la cerveza.

Disolver 20 g de dextrosa en agua caliente (unos 50 ml), dejar enfriar y añadir al fermentador removiendo suave para que se distribuya uniformemente en el mosto, sin provocar burbujas y procurando no remover el sedimento que haya quedado.

Traspasar el líquido a las botellas con un tubo (esterilizado) que toque el fondo de la botella para evitar que no haya salpicaduras y se produzca oxígeno.

Si el fermentador tiene grifo, colocaremos el sifoneador en el grifo y en el fondo de las botellas.

Si el fermentador es una Damajuana, colocar el sifoneador desde la boca de la damajuana hasta el fondo de la botella y utilizar la pinza como grifo.

Chapar o cerrar las botellas y dejarlas en posición vertical una/dos semanas a unos 18-20ºC en un sitio oscuro, pasada la semana meter en la nevera durante 3-4 semanas y a disfrutar de tu propia cerveza.

Como podéis ver es una receta básica, sencilla, para alguien que esté empezando y quiera experimentar, a partir de aquí podemos complicar el proceso utilizando densímetros, yodos, cálculos de ph, tratamiento del agua, etc.

Nosotros también haremos esta receta con estos elementos básicos y os contaremos el resultado.

¡Salud!

Rodrigo Muñiz, Beer Sommelier

 

 

 

 

 

 

 

 

Otros post de interés

Gose, ¿cerveza salada?

Hoy toca hablar de un estilo muy peculiar por una característica que no es común en prácticamente ninguna otra receta tradicional: Gose, una cerveza salada. Vale, no es que sepa

Ver este post >>

Algunos de nuestros cursos y eventos

X