También conocida como Märzenbier en Alemania, es uno de los estilos clásicos de perfil maltoso de la región de Baviera. Sus orígenes se remontan a antes del siglo XVI, pero el estilo moderno de Märzen fue creado por el maestro cervecero Gabriel Sedlmayr II en la cervecería de Spaten, Munich, en 1841, tras haber realizado un viaje de investigación cervecera por Gran Bretaña junto a su colega Anton Dreher, creador del estilo Vienna Lager ese mismo año en Austria.

La clave para crear esta nueva variedad de cerveza fue el desarrollo de una nueva malta de cebada llamada Munich, que confiere una mayor intensidad de color de tonalidad ámbar-rojizo y un sabor cremoso a pan tostado. El estilo Märzen se sumó a la familia de las cervezas Lager con una intensidad que rondaba el 6% de alcohol.

Cerveza de marzo

Märzenbier en alemán significa “cerveza de marzo”, y es que esta variedad guarda mucha relación con este mes. Debido a una ordenanza decretada por el rey Alberto V de Baviera en 1553, estaba prohibido elaborar cerveza durante los meses calurosos del año, entre abril y septiembre, para evitar contaminaciones durante la fermentación. Debido a ello, los maestros cerveceros elaboraban grandes cantidades de cerveza en el mes de marzo y las maduraban en barricas guardadas en sótanos y cuevas frías que permitían su conservación durante varios meses, además de que la cerveza era algo más intensa para facilitar su maduración prolongada.

Así nacieron las Märzen, cervezas de marzo, ya que se elaboraban exclusivamente ese mes, para posteriormente comercializarse y servirse a partir de finales de septiembre o principalmente en octubre. Y para promover su consumo, se recurrió a una famosa festividad alemana.

Foto de una Maärzen, Licencia CC

Oktoberfest

El estilo Märzen cobró gran popularidad tras servirse en el Oktoberfest de 1872, convirtiéndose con el tiempo en la variedad de cerveza más emblemática para esta festividad. A partir de 1990, se realizaron versiones más pálidas y suaves del estilo Märzen, que se denominaron cervezas Festbier, elaboradas especialmente para servirse durante el festival.

También conocida como Märzenbier en Alemania, es uno de los estilos clásicos de perfil maltoso de la región de Baviera. Sus orígenes se remontan a antes del siglo XVI, pero el estilo moderno de Märzen fue creado por el maestro cervecero Gabriel Sedlmayr II en la cervecería de Spaten, Munich, en 1841, tras haber realizado un viaje de investigación cervecera por Gran Bretaña junto a su colega Anton Dreher, creador del estilo Vienna Lager ese mismo año en Austria.

La clave para crear esta nueva variedad de cerveza fue el desarrollo de una nueva malta de cebada llamada Munich, que confiere una mayor intensidad de color de tonalidad ámbar-rojizo y un sabor cremoso a pan tostado. El estilo Märzen se sumó a la familia de las cervezas Lager con una intensidad que rondaba el 6% de alcohol.

Cerveza de marzo

Märzenbier en alemán significa “cerveza de marzo”, y es que esta variedad guarda mucha relación con este mes. Debido a una ordenanza decretada por el rey Alberto V de Baviera en 1553, estaba prohibido elaborar cerveza durante los meses calurosos del año, entre abril y septiembre, para evitar contaminaciones durante la fermentación. Debido a ello, los maestros cerveceros elaboraban grandes cantidades de cerveza en el mes de marzo y las maduraban en barricas guardadas en sótanos y cuevas frías que permitían su conservación durante varios meses, además de que la cerveza era algo más intensa para facilitar su maduración prolongada.

Así nacieron las Märzen, cervezas de marzo, ya que se elaboraban exclusivamente ese mes, para posteriormente comercializarse y servirse a partir de finales de septiembre o principalmente en octubre. Y para promover su consumo, se recurrió a una famosa festividad alemana.

Foto de una Maärzen, Licencia CC

Oktoberfest

El estilo Märzen cobró gran popularidad tras servirse en el Oktoberfest de 1872, convirtiéndose con el tiempo en la variedad de cerveza más emblemática para esta festividad. A partir de 1990, se realizaron versiones más pálidas y suaves del estilo Märzen, que se denominaron cervezas Festbier, elaboradas especialmente para servirse durante el festival.

En Italia, el sector cervecero craft nació en 1996, cuando vieron la luz 6 pequeñas fábricas: Birrificio Italiano, Birrificio Lambrate, Baladin, Beba, il Mastro Birraio y Turbacci.

Desde entonces el movimiento ha crecido sin parar en estos años, y al día de hoy hay casi 1000 productores de cerveza artesanal en todo el territorio italiano.

Esta revolución craft ha dado lugar a un “Made in Italy” que refleja también la creación de un nuevo estilo reconocido por el Programa de Certificación para Jueces de Cerveza (BJCP): la Italian Grape Ale.

Pioneros en el sector cervecero

El aumento del consumo de cerveza craft en Italia se ha reflejado positivamente en toda la cadena de producción, fomentando también la cada vez mayor producción local de malta y lúpulo.

También se han desarrollado nuevas tecnologías industriales desde la producción de cerveza hasta su degustación. Por ejemplo, el fundador de la Cervecería “Baladin” ,Teo Musso junto con el “guru” de la cerveza artesana en Italia – Lorenzo Dabove, Alias Kuaska – han ideado y desarrollado en el 2006 la copa de cata de cerveza, llamada Teku (fusión de Teo y Kuaska) al día de hoy reconocida como símbolo universal de la cerveza craft.

La producción de cerveza en Italia, un mercado creciente

En los últimos dos años Italia ha sido el país de la Unión Europea con el mayor crecimiento de producción de cerveza, con un incremento del 21% con respecto a Hungría y República Checa y un incremento del +4% de cerveza artesana. También se ha visto un incremento del 6% de la exportación, señal que indica que la cerveza italiana cada vez gusta más en el extranjero.

“Un posto a tavola”

La cerveza se ha vuelto también una de las bebidas preferidas a la hora de la comida. Ya no es solo parte del binomio “pizza y cerveza” típico de los sábados noche. Se han abierto nuevas ocasiones, nuevos escenarios donde se quiere aprovechar su versatilidad.

Así, aprovechamos la ocasión para presentar nuestra Cata de Cervezas Italianas maridadas con los mejores embutidos y quesos artesanos italianos.

Alla salute!

X