¿Qué es el maridaje con cerveza?
¿Qué es el maridaje con cerveza?

¿Esperas encontrar una lista de lo que está y lo que no está permitido en el maridaje con cerveza? Pues tendrás que cambiar tu punto de partida porque la primera y única regla que de verdad rige en estos «matrimonios» es que todo está permitido y que cuando uno degusta una cerveza en combinación con cualquier plato, tapa, aperitivo o postre, lo debe hacer sin prejuicios.

Por tanto, para construir esta lista de reglas y no-reglas, tengamos en cuenta que la que rige, siempre será la primera.

Lista de reglas para maridar con cerveza

  1. En el maridaje con cerveza no existen reglas.
  2. Las posibilidades que nos brinda la cerveza para su maridaje son infinitas.
  3. Un buen maridaje no sólo combina, sino que acompaña y potencia los matices de los productos catados.
  4. Cuando maridamos con cerveza, buscamos hallar un equilibrio que nos permita disfrutar de los aromas y sabores tanto de la bebida como de la comida.
  5. La clave para evitar estridencias innecesarias -y desagradables al paladar- es conocer bien las características de los productos que se incluyan en el maridaje: la intensidad de la bebida y del sabor del alimento y sus notas gustativas,  así como las sensaciones que ambos provocan conjuntamente y por separado.
  6. Podemos realizar combinaciones por afinidad entre los elementos que las componen o por contraste. Son más habituales los maridajes por contraste, si bien esto no signifique que sean más apropiados que los primeros.
  7. En un buen maridaje la fuerza de la cerveza y del plato con el que la combinamos debe estar compensada. Es importante tener en cuenta la intensidad de la cerveza (el tostado y su amargura, pero también los niveles de cítricos, lúpulo, el CO2 y el alcohol)
  8. De vital importancia son las sensaciones que la cerveza produce en el paladar para un maridaje perfecto. Puede actuar complementando el alimento, o provocando un efecto de limpieza, o creando un efecto de contraste.
  9. Quien no prueba, no acierta. Hay maridajes que funcionan muy bien, como los binomios cerveza y queso, cerveza y carnes rojas, cerveza y pescado, cerveza y chocolate… Sin embargo, experimentar en la cocina es siempre un ejercicio agradable que te puede descubrir placeres que no imaginabas.

Si quieres disfrutar de un buen maridaje con cerveza, en SABEER organizamos catas y otras actividades gastronómicas en las que te enseñamos a conocer aún más de esta bebida mientras te diviertes. Eso sí, es imprescindible venir sin prejuicios y abierto a descubrir un mundo nuevo repleto de placeres. ¿Te animas?

Puedes consultar todas nuestras actividades en este enlace.

Otros post de interés

Algunos de nuestros cursos y eventos

X