Ingredientes

Ingredientes de la cerveza: el agua

Agua: es el ingrediente principal de la cerveza por volumen. En el pasado, el agua con la que se elaboraba cada cerveza marcaba significativamente su perfil organoléptico. De esta forma aguas blandas como las de la ciudad checa de Pilsen favorecían determinados atributos de la cerveza elaborada con ella mientras que aguas duras como las de Burton upon Trent trabajaban en una dirección opuesta. Hoy gracias a la tecnología, cada cervecero puede tratar el agua antes de la elaboración, ajustando el perfil mineral a las necesidades de sus recetas con independencia de la región dónde esté ubicada su fábrica.

Ingredientes de la Cerveza: cereales

Malta de cereal: la cebada es el cereal más utilizado para la elaboración de cerveza si bien se puede combinar con otros como el trigo, centeno, arroz o maíz en función de las características deseadas para cada producto. Mediante el proceso de malteado (ver apartado Elaboración) el cereal se prepara para su posterior transformación durante la cocción y la fermentación. El tipo o tipos de malta utilizados como ingredientes de la cerveza durante la elaboración influyen notablemente en el color, aroma y sabor de la cerveza final.

Ingredientes de la cerveza: el lúpulo

Lúpulo: es una planta trepadora de la familia de las cannabáceas, de la que se utilizan las flores femeninas para proporcionar amargor a la cerveza, como contrapunto al dulzor de la malta. Además de dicho amargor, el lúpulo es un buen conservante por su acción antimicrobiana y puede favorecer la espuma de la cerveza. Existen variedades de lúpulos denominadas clásicas por su tradicional utilización a través de los siglos y otras más recientes fruto del cruce de estas variedades con otras silvestres, en general mucho más aromáticas. Así podemos encontrarnos cervezas cuyo aroma herbal, frutal, floral o especiado proviene de las variedades de lúpulo utilizadas en su elaboración.

Ingredientes de la Cerveza: la levadura

Levadura: el componente ‘mágico’ y tal vez el infrediente de la cerveza más decisivo en cuanto a su influencia en el sabor y aroma final de la misma. La levadura es la responsable del proceso de fermentación mediante el cual se transforman los azúcares del cereal en alcohol y anhídrido carbónico. Distinguimos tres grandes familias de levaduras con múltiples cepas dentro de cada una: las de baja fermentación que trabajan en torno a los 10ºC y dan lugar a las cervezas Lager, las de alta fermentación que lo hacen alrededor de los 20ºC y son el origen de las cervezas Ale, y las levaduras salvajes que se encuentras en el ambiente y son las responsables de la fermentación de las cervezas Lámbicas.

Los otros ingredientes de la cerveza

Adjuntos: pueden ser cereales malteados o sin maltear como el trigo, el maíz, el arroz o el centeno, pero también pueden ser azúcares, siropes o jarabes de frutas o cualquier otro ingrediente complementario a los cuatro principales. No hay una única causa para su utilización: entre las razones más habituales están la búsqueda por parte del maestro cervecero de unas determinadas características sensoriales, dependiendo del tipo de cerveza que se busque, –cuerpo más ligero, incrementar o disminuir el contenido alcohólico, suavizar la textura en boca, proporcionar matices afrutados- y también razones de índole económica por el ahorro de costes respecto a la utilización del cereal malteado.

“¿Sabes que antiguamente se utilizaban otras hierbas en lugar del lúpulo para dar amargor y sabor a la cerveza como por ejemplo el gruit?”